Taylor Swift y su vuelta al mundo para llegar al Super Bowl

Date:


El domingo, los Jefes de Kansas City ganaron su tercer Super Bowl en las últimas cinco temporadas al vencer 25-22 a los 49ers de San Francisco en tiempo extra. Y, aunque algunos jugadores de la NFL pasan toda su carrera sin ganar un campeonato, alguien que acaba de llegar a Kansas City probó las mieles de la victoria en su décimo tercer partido.

Taylor Swift, quien ha estado saliendo con Travis Kelce, el ala cerrada estrella de Kansas City, cambió la conversación de la NFL durante toda la temporada, pues atrajo a un nuevo público a la liga e inspiró fuertes emociones (tanto positivas como negativas) entre los aficionados. Y, como era de esperarse, estuvo en el estadio animando a Kelce y a los Jefes en su remontada victoriosa.

Después del partido, Swift celebró en el campo con Donna Kelce y el resto de los familiares y amigos de Kansas City, mientras Travis Kelce cantaba una versión realmente memorable de “Viva Las Vegas”.

Luego, se encontró con Kelce para celebrar después de que el jugador diera su discurso.

“Fue increíble”, le dijo Swift a Kelce en un video grabado en el campo después del juego. “Fue una de las cosas más locas que he vivido”.

Después del juego, a Kelce, quien espera celebrar con sus compañeros de equipo en el desfile de victoria en Kansas City el miércoles, le preguntaron que si podía pensar en una pareja que hubiera tenido una mejor semana que la de ellos, con los dos Grammy que ganó Swift y su victoria en el Super Bowl.

“Es como estar en la cima del mundo”, respondió. “Se siente genial”.

Tal vez ya sepas que Swift es buena guardando secretos. Más allá de las fechas de sus conciertos, sus planes casi nunca se anuncian de antemano. Esto ha provocado que algunas personas hayan ideado sus propios métodos para averiguar qué está tramando. Por ejemplo, antes de un partido de Kansas City en octubre, un productor de NBC mencionó que mandó un avión de vigilancia para buscar escoltas policiales en los alrededores del Estadio MetLife con la esperanza de alertar al equipo de televisión en caso de que apareciera Swift. (Y, en efecto, la cantante asistió).

La semana pasada, a Kelce lo inundaron con preguntas sobre Swift y, aunque comentó que había escuchado parte de su próximo álbum —alerta de espóiler: le gustó—, no ofreció ningún detalle sobre si ella iba a estar en el juego.

Sin embargo, Swift llegó al Allegiant Stadium el domingo por la tarde a tiempo para el partido. Caminó por los túneles del estadio vestida con blusa y pantalones negros, así como una chaqueta roja en el hombro —y lució un collar de diamantes y oro personalizado de Stephanie Gottlieb con el número 87 de Kelce—, y luego se dirigió a las suites de lujo.

La transmisión de la CBS no la mostró mucho durante la primera mitad en la que Kelce y Kansas City tuvieron una actuación discreta, pero apareció de forma regular cuando el equipo remontó el marcador para ganar el partido y mientras Kelce realizaba varias jugadas clave durante el último cuarto y el tiempo extra.

Por supuesto que sí. Su gira Eras se reanudó hace poco y el sábado por la noche, en Tokio, interpretó otro maratón de su extenso catálogo de canciones. Como los vuelos de Tokio a Las Vegas suelen durar 13 horas o más y los seres humanos necesitan dormir, hubo preocupación de que no pudiera llegar a tiempo al partido.

La Embajada de Japón en Washington D. C. señaló que el tiempo no era un obstáculo real para Swift. En primer lugar, un avión privado reduce el tiempo del viaje (y es un lugar donde se puede dormir en paz si es necesario). En segundo lugar, la línea internacional de cambio de fecha estaba a su favor.

En 1873, antes de que existiera de manera oficial la línea internacional de cambio de fecha, el escritor Julio Verne trazó la ventaja temporal de Swift en La vuelta al mundo en 80 días. En el libro, el protagonista, Phileas Fogg, cree haber perdido su apuesta antes de darse cuenta de que la distancia y la dirección de sus viajes lo habían salvado:

Al viajar hacia el este había ido hacia el sol, y los días, por tanto, disminuían para él tantas veces cuatro minutos como grados cruzaba en esta dirección. Hay 360 grados en la circunferencia de la tierra; y estos 360 grados, multiplicados por cuatro minutos, dan exactamente 24 horas, es decir, el día ganado inconscientemente. En otras palabras, mientras Phileas Fogg, yendo hacia el este, vio al sol pasar por el meridiano 80 veces, sus amigos en Londres solo lo vieron pasar por el meridiano 79 veces. Por eso le esperaban en el Reform Club el sábado, y no el domingo, como pensaba el señor Fogg.

O, como lo resumió de forma más sucinta la serie The West Wing en una escena en la que se hablaba del viaje del presidente Bartlett de Tokio a Washington D. C. (y que hace poco se volvió viral en línea):

Josh: ¿Aterrizará en Washington una hora antes del despegue?

Sam: Sí.

Para las generaciones mayores, esas escenas ayudaron a explicar la logística de la línea internacional de cambio de fecha. Para la generación Z y las más jóvenes, es probable que su marco de referencia sea… cuando Taylor Swift voló a Las Vegas para el Super Bowl.

Durante la temporada regular, Swift asistió a varios partidos en Kansas City donde se sentó en una suite de lujo asignada a Patrick Mahomes, amigo cercano y compañero de equipo desde hace mucho tiempo de Kelce. Al parecer, en poco tiempo se hizo amiga de la esposa de Mahomes, Brittany, y se le vio con regularidad con otros miembros de la familia Mahomes.

En algunos partidos, también estuvo con los padres de Kelce, Donna y Ed. Sus propios padre, madre y hermano fueron con ella a un partido en Navidad. Durante el viaje de Swift a Nueva Jersey para asistir a un partido entre los Jefes y los Jets de Nueva York, estuvo sentada con amigos como los actores Ryan Reynolds y Blake Lively.

En un juego de la fase eliminatoria en Búfalo el mes pasado, ella y Kylie Kelce fueron algunas de las personas que aparecieron reaccionando a la celebración sin camiseta de Jason Kelce y fraternizando con el público.

Y en el partido de campeonato de la Conferencia Americana (AFC, por su sigla en inglés) en Baltimore, estuvo rodeada de familiares y colaboradores de Travis Kelce, entre ellos Donna y Ed Kelce, Jason y Kylie Kelce, así como los representantes de Kelce, Aaron y André Eanes. También hubo algunos amigos de Swift, como la actriz Keleigh Teller y la modelo Cara Delevingne.

Para el Super Bowl, el elenco fue similar, con los Kelce, los hermanos Eanes y Lively con Swift y su familia. Además de la típica pandilla, en términos de la gente con la que Swift apareció durante el partido, estuvo la rapera Ice Spice —quien entró al estadio con Swift— y la cantante Lana Del Rey.

A nadie pareció importarle que Jack Nicholson fuera un elemento habitual en los partidos de los Lakers de Los Ángeles ni que Spike Lee sea más asociado a los Knicks de New York que la mayoría de los jugadores del equipo. Drake tan solo recibió una reprimenda menor cuando empezó a ingresar a la cancha durante los tiempos fuera en los partidos de la fase eliminatoria de los Raptors de Toronto. Sin embargo, aunque Swift recibe relativamente poco tiempo al aire durante las transmisiones de los partidos de Kansas City, se ha vuelto el blanco de quienes siguen pensando que está recibiendo demasiada atención.

“La atención está ahí porque el público quiere verlo”, comentó Jason Kelce en una entrevista durante las festividades del Pro Bowl de la semana pasada. “Si la gente no quisiera verla, no la estarían mostrando”.

En palabras de Swift, tal vez haya “algunos papás e hijos amantes del futbol americano” enojados, pero las cadenas de televisión están encantadas. Un análisis de los índices de audiencia que realizó The New York Times indicó que Swift perfectamente puede ser un factor determinante en el aumento de la audiencia de la liga. El entrenador de los Jefes, Andy Reid, ha comentado en repetidas ocasiones que está contento de tenerla cerca y la NFL, la cual está disfrutando de una expansión inesperada de su audiencia inherente, ha recibido con los brazos abiertos su asociación con la liga.

“Hay fanáticos de la NFL de todo tipo… incluso estrellas globales”, mencionó Alex Riethmiller, vocero de la NFL. “Estamos encantados de tener a Taylor a bordo”.

Swift ha comentado que le encanta el número 13 y sus seguidores parecen encontrarlo en todas partes. En el caso del Super Bowl de este año, abundan los ejemplos:

  • Super Bowl 58 (5+8=13)

  • 11 de febrero, 11/2 (11+2=13)

  • Kansas City jugó contra los 49ers (4+9=13)

  • Los 49ers fueron el equipo número uno de la Conferencia Nacional (NFC, por su sigla en inglés), mientras que los Jefes fueron el número 3 de la AFC (1 y 3 — 13)

Al inicio del día, no estaba claro si era una buena o mala señal que el mariscal de campo titular de San Francisco, Brock Purdy, llevara el número 13. Sin embargo, al final, eso no importó, pues el décimo tercer partido de Swift en la NFL terminó con una victoria de los Jefes.

El alcalde de Kansas City, Quinton Lucas, dijo en X que el miércoles se realizará un desfile de la victoria (si el clima lo permite). Si bien seguramente habrá mucha especulación sobre si Swift asistirá, su gira Eras se reanuda en Melbourne el viernes, por lo que la logística sería incluso más complicada que su viaje a Las Vegas desde Tokio.

Benjamin Hoffman es un editor sénior que escribe, asigna y edita historias principalmente sobre la intersección entre los deportes, el estilo de vida y la cultura. Más de Benjamín Hoffman






Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

spot_imgspot_img

Must Read

More like this
Related

Fitch casts doubt on credibility of Godongwana’s budget | Business

Credit ratings agency Fitch says it does not...

Taylor Swift’s dad accused of punching photographer in the face – National | Globalnews.ca

Taylor Swift‘s father is in hot water for...

Chinese New Year 2024 – Feng Shui principles to attract better romantic love

Feng Shui consultant Dr Michael Oon has revealed...

Brit holiday hotspot declares health emergency after horror outbreak of deadly virus

Thousands of cases of dengue fever - a...